El Gas Natural es seguro,
cumpla con las recomendaciones para que no deje de serlo. AHORRAR GAS no es dejar
de usarlo, es usarlo bien.


• Calefaccione solo los ambientes que utiliza.
• Apague el piloto de los artefactos que no utilice.
• Un piloto encendido consume hasta un metro cúbico por día.
• El horno no debe usarse para calefaccionar. Consume más que tres hornallas y es muy peligroso.
• Calefaccionar en exceso no es saludable.
• Al cocinar tape los recipientes para conservar más el calor.
• Evite que la llama asome por los costados de la pava o de la olla.
 • Disminuya el fuego cuando alcanza el punto de cocción.
• No baje la temperatura del agua caliente mezclándola con agua fría. Regule el calefón o el termotanque.
• No deje correr agua caliente si no la utiliza.
• No abra innecesariamente puertas o ventanas si tiene prendida la calefacción.
La ventilación necesaria está asegurada con las rejillas obligatorias de la instalación.
• Evite las entradas de aire frío verificando las juntas de aislamiento de todas las aberturas.
• Si va a agregar / modificar sus artefactos o su disposición interna, por favor concurra a las oficinas de Carlos Paz Gas para actualizar su expediente.
 El enemigo invisible

Monóxido de carbono
Evite el riesgo que representa el monóxido de carbono, una sustancia altamente tóxica, difícil de detectar, que puede provocar situaciones fatales.
El monóxido de carbono se produce por la mala combustión del gas natural en ambientes con escasa renovación de aire o por el deficiente estado de los artefactos. Mantenga las instalaciones de gas natural en adecuadas condiciones, con una buena ventilación
y haga un uso correcto de los artefactos. Colocar sólo artefactos de tiro balanceado en baños, dormitorios y ambientes cerrados.